¿Y cómo gestiono está crisis económica?

Me imagino que ya has leído cientos de propuestas para aguantar el tirón en medio de la escasez económica que vive el mundo. Algunas, pasan por ahorrar en tiempos de bonanza, mientras otras intentan ayudarte a no gastar en cosas superfluas. Estos consejos no están mal, pero quiero desafiarte a ver un principio bíblico, muy interesante, para salir adelante en medio de crisis económicas. David escribe en el Salmo 37:25 “Yo fui joven, y ya soy viejo, y no he visto al justo desamparado, ni a su descendencia mendigando pan. Esta palabra “justo” no hace referencia directa a los “justificados” en Cristo Jesús; así que no se puede pedir esta promesa, solo por entender que eres salvo por la gracia de Jesús. Esta propuesta es para aquellos que viven con justicia en todas las áreas de su vida, sobre todo en el área económica.

Todo el Salmo está hablando de las características de este hombre justo y dice que es: compasivo, presta a los necesitados, es íntegro, misericordioso, y por estas cualidades recibirá ayuda en el tiempo de angustia. Tenemos que preguntarnos con urgencia si estamos siendo justos en nuestra vida económica. ¿Das a Dios lo que es de Dios? ¿Estás compartiendo lo que tienes con los más necesitados que tú? ¿Eres honrado al usar tus finanzas? ¿Pagas al gobierno lo que debes? ¿Usas justicia aun para gastar tu dinero? Si siembras justicia, recibirás justicia, así que gestionar las crisis, muchas veces, no pasa por ser buenos administradores solamente, sino por aprender a vivir en la justicia de Dios en áreas tan difíciles como la económica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *